Dificultades y expectativas del sector inmobiliario

2020 será un parteaguas en la historia de la humanidad. Nunca se había vivido una crisis de esta magnitud a nivel mundial.

Y es un hecho que dejara muchos cambios, aprendizajes y definitivamente oportunidades para todos.

La industria inmobiliaria ha sido una de las mas afectadas por esta crisis. El simple hecho de ser una industria de alto valor adquisitivo y tomando en cuenta que las personas están en modo supervivencia, el efecto es una caída drástica de las absorciones en proyectos inmobiliarios.

Ahora, la demanda de los bienes raíces no disminuye para siempre, simplemente esta “on hold”, esperando que la economía se recupere y se estabilice, logrando de nuevo que exista confianza en el mercado para continuar con las inversiones.

Esta crisis sin precedentes generara muchos cambios a nivel comportamiento humano, en todos los sentidos que se puede percibir. Inconscientemente nuestras decisiones tomaran en cuenta esta nueva variable que es protegernos de una nueva situación como la que se esta viviendo actualmente. 

Y esto es de tomar en cuenta, porque los hábitos del cliente inmobiliario cambiaran. Y esto hará que la industrie evolucione para lograr continuar satisfaciendo las necesidades de los clientes.

Y dentro de esta evolución empata también un tema importante que es el cambio generacional que esta sucediendo en la actualidad. Donde la generación X o los famosos millennials ya son mas del 30% de la población económicamente activa del mundo.

Teniendo estas dos variables como motor para la evolución, queda claro cual es el paso a seguir. Le llaman transformación digital.

Cualquier tipo de experiencia a la cual debemos someter a nuestro consumidor debe ser digital. Lo que ayer era una experiencia física, ahora se debe volver digital.

Parte de satisfacer las necesidades de nuestro cliente será facilitarle la vida y facilitar la toma de decisión. Utilizando medios digitales se puede proveer el 100% de información que requiere un cliente para tomar la decisión de adquirir un bien raíz. Para comunicarse esta el chat, correo electrónico, las videollamadas, Para mostrar productos, existen renders, realidad virtual, realidad aumentada. Cotizadores en línea. El éxito estará en que el cliente pueda tener la mayor cantidad de información posible en el menor tiempo posible y obviamente que el acceso a esta información sea accesible.

Se debe de buscar como innovar los procesos de venta, como modificar nuestros embudos de venta volviéndolos 100% digital. Desde la captación del potencial cliente hasta la transacción final. La automatización del proceso generara una ventaja competitiva ante la competencia.

Otro punto importante para explorar será los nuevos espacios que los clientes requerirán. Pero se debe tener mucho cuidado porque como las nuevas generaciones vienen más segmentadas que antes.

La variable de “estilo de vida” se ha vuelto uno de los factores más importantes en un proceso de conocer a nuestro cliente ideal. No solo segmentar con variables socio económicas, demográficas y etapa de vida. Y así ofrecerle soluciones a la medida. Entonces, aunque podrán existir ciertos requerimientos colectivos debido a la variable COVID, no podemos seguir diseñando productos pensados en todo el mundo, porque de esa forma no se lograra la conexión con nuestro cliente ideal.

Las tendencias cambian con forme el tiempo avanza. Y los hábitos de los consumidores de igual manera. Lo importante es estar en constante evaluación de nuestro cliente, siendo empáticos y conociendo cuáles son sus problemas para poder proveer soluciones que generen valor. Y de esa forma continuar teniendo éxito en nuestras industrias. 

Marcos Penados